Cercanía y afecto en la familia, tema central de la carta “Amoris laetitia” del Papa Francisco
INTERNACIONALES

Cercanía y afecto en la familia, tema central de la carta “Amoris laetitia” del Papa Francisco

Lunes, 27 diciembre 2021

El papa Francisco recordó que durante el confinamiento la convivencia ha sido muy dura para muchos matrimonios y muchos han vivido su ruptura y pidió que “no dejen de buscar ayuda para que los conflictos puedan superarse de alguna manera y no causen aún más dolor” a ellos y a sus hijos.

Así se lee en la carta publicada hoy que el papa Francisco escribió con motivo del año dedicado a la “La familia Amoris laetitia”, a los cinco años de la publicación exhortación apostólica, y en la que el pontífice expresa también “cercanía y afecto” a los matrimonios que se han roto”.

”Sin embargo, para algunos matrimonios la convivencia a la que se han visto forzados durante la cuarentena ha sido especialmente difícil. Los problemas que ya existían se agravaron, generando conflictos que muchas veces se han vuelto casi insoportables. Muchos han vivido incluso la ruptura de un matrimonio que venía sobrellevando una crisis que no se supo o no se pudo superar”, explicó.

Para el papa “la ruptura de una relación conyugal genera mucho sufrimiento debido a la decepción de tantas ilusiones; la falta de entendimiento provoca discusiones y heridas no fáciles de reparar” y “tampoco a los hijos es posible ahorrarles el sufrimiento de ver que sus padres ya no están juntos”.

LA ESCUCHA EN FAMILIA Y NO AISLARSE EN EL TELÉFONO MÓVIL

Además, Francisco aconsejó escucharse en familia para afrontar los conflictos y las dificultades, en lugar de “aislarnos con nuestros teléfonos móviles o “acusamos unos a otros, repitiendo siempre las mismas frases”.

Esto, durante su mensaje de “El Ángelus”, en la jornada en que los católicos celebran la Sagrada Familia tras el día de Navidad, el papa afrontó el tema de los problemas familiares y aseguró que “el reto diario, y se gana con la actitud adecuada, con pequeñas atenciones, con gestos sencillos, cuidando los detalles de nuestras relaciones”.

”Pero, ¿Cómo hacerlo?”, preguntó Francisco asomado a la plaza de San Pedro donde se congregaron miles de fieles en este día de fiesta en Italia.

”Es peligroso cuando, en lugar de escucharnos, nos culpamos de nuestros errores; cuando, en lugar de preocuparnos por los demás, nos centramos en nuestras propias necesidades; cuando, en lugar de hablar, nos aislamos con nuestros teléfonos móviles; cuando nos acusamos unos a otros, repitiendo siempre las mismas frases, escenificando una obra de teatro ya vista en la que cada uno quiere tener razón y al final hay un frío silencio”, aseveró.


Infoecos .
Autor de la nota

También podría interesarte