Fernando F. Velasco Villa

Cada lunes desde algún lugar de Jalisco

Acuerdo de la Sener contra las energías limpias

Además de proteger AMLO a uno de los políticos con mayor fama de corrupción: Manuel Bartlett, ¿porque de acuerdo a lo investigado por Carlos Loret de Mola, pudo ser el que más dinero aportó a su campaña?, ahora, para apoyar a la empresa que dirige: la CFE, que por ineficiencias y por producir energía utilizando carbón y combustóleo, resulta más contaminante y cara que las energías limpias -eólicas y solares-; la Sener -Secretaría de Energía- publicó acuerdo contra el tratado de Tokio firmado por nuestro país y cambiando repentinamente las reglas del juego, con la excusa de garantizar que no habrá fallas de luz durante la emergencia sanitaria, afectando a los que producen o están por producir energías renovables baratas y desalentando a futuros inversionistas (tan solo en Jalisco se frenaron dos proyectos que representan una inversión de 388 millones de dólares y la creación de 660 empleos).

De acuerdo a los lineamientos publicados en 1917 en el SEN -Sistema Eléctrico Nacional-, se daba preferencia a la producción de la energía más eficiente y barata, como las privadas eólicas y solares, después las privadas de gas natural y al final las de CFE de combustóleo y carbón, “siete veces más caras que las primeras”; se dijo que las reglas estaban hechas para que CFE no despachara, pero no lo hacía por vender mucho más caro; y lo hizo AMLO también, porque la CFE es de los pocos que todavía le compran a Pemex combustóleo -altamente contaminante por azufre-; y expresó “que iba a proteger a la CFE y a Pemex contra las empresas privadas” (quedaron en el limbo 66 nuevas plantas renovables), con lo que se comprará mucho más cara la energía eléctrica, se contaminará más el ambiente, se vulnera el Estado de Derecho y se ataca una vez más a la inversión privada (horas después de publicarse en el DOF, el decreto que prohíbe la inversión nacional y extranjera en proyectos para la generación de energías renovables, TESLA abandonó la iniciativa de construir en nuestro país su próxima fábrica).

Como otras medidas de la 4T, vendrán demandas que tendrá que pagar el pueblo de México y que se unirán a las derivadas de otras leyes y decretos emitidos por el gobierno de López Obrador, incluyendo amparos y controversias constitucionales, como la cancelación del Aeropuerto Internacional de Texcoco, la Ley de Remuneraciones del Sector Público, la Ley Orgánica de la Administración Pública -por el establecimiento de súperdelegados-, la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya por razones ecológicas, la Ley Nacional de Extinción de Dominio, la reforma que equipara Delitos Fiscales a Delincuencia Organizada, la Ley de Austeridad Republicana que impide a los exfuncionarios emplearse en el mismo sector en el que trabajaron en el gobierno, las reasignaciones a los presupuestos federales del 2019 y 2020 que suprimieron por ejemplo los recursos a las estancias infantiles, la Ley que creó la Guardia Nacional, la Ley General de Educación, etc.

Tras la inconformidad de los gobernadores donde operan las empresas que producen energías limpias y la lluvia de amparos, el Cenace -Centro Nacional de Control de Energía- tuvo que ordenar la reactivación de las pruebas pre-operativas de las centrales de energía renovable que se ampararon.

Hasta la próxima semana.

ferfvelv@rodigy.net.mx