Alfonso Polanco Terríquez

SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

El banco de sangre Colima, sin funcionar



Este año lo comenzamos de manera catastrófica, desde anuncios de una Tercera Guerra Mundial, pasamos a una epidemia que podría convertirse en pandemia. En el plano nacional, irónicamente López Obrador fabricó una cortina de humo ante sus detractores con temas como rifar un avión que ni siquiera es propio, finalmente el pueblo, en su ira provocada por la corrupción imperante en los regímenes priistas y panistas, le aplaude a López Obrador.

En la entidad, las cosas no comenzaron mejor, primero una diputada que realmente fue la única que demostraba tener claridad en los objetivos y la razón de ser de un legislador, pidió licencia por motivos personales, nadie creyó la teoría: cada vez son más fuertes las versiones de que fue presionada y orillada a retirarse prematuramente.

Después de eso estalla el conflicto en el mismo Congreso local debido a los desmedidos intereses personales, lo histórico: las pasiones detuvieron el trabajo parlamentario. Es del dominio popular que trabajadores de una importante institución no recibieron su salario en tiempo y forma, sin embargo, mantuvieron el orden y la buena forma en nombre de la institucionalidad; el mes de enero finalizó con la llegada de uno de los personajes de la 4T que fue traído con fines políticos para defender y al mismo tiempo destapar de nuevo y darle protagonismo a la gestión del exmandatario Mario Anguiano Moreno (MAM).

Estremecedor para la sociedad es saber que nuevamente fueron encontradas más fosas, al tiempo que iniciaba uno de los festejos más tradicionales del estado que, por cierto, va en declive, declive ocasionado por la contaminación, producto de la narcocultura que tanto apasiona a algunos de nuestras clase política; desgraciadamente estos festejos cada día se alejan más de la sociedad, de las familias y de la esencia de las fiestas; el toro de once y los recibimientos en el olvido, poca gente va a “La Petatera”, los precios son elevados.

La primera cabalgata de estas fiestas fue el parteaguas para iniciar una rencilla, nadie saldrá bien librado y como pugilista MAM pega primero, recordando la frase de quien pega primero, pega dos veces, y así fue. Quienes están al servicio del Estado y han recibido sus beneficios, no se mostraron solidarios, si ahora se esconden, cuando ya no esté al frente de la administración lo van a desconocer.

La defensa mediática que hace MAM solo aumenta la morbosidad, nadie creyó que solo tiene dos millones de pesos. MAM acusa de incumplimiento, es evidente y está en los medios de comunicación que quien rompió con los protocolos de acuerdo fue él, en sus declaraciones señala y se compromete: acepta errores durante su administración en el aspecto financiero, mas evita dar nombres, pero no sucede lo mismo al citar a Moreno Peña o a quienes ya no están.

A MAM la primera cabalgata le sirvió como parámetro, su popularidad no es la misma, una verdad, pocos lo insultaron, mas también fue notorio que su transitar era como ver pasar un cortejo fúnebre, de por sí tiene coraje por la serie de insultos que ha recibido sin pruebas, eso lo hizo enrarecer.

Al día siguiente movilizó las piezas del ajedrez, citó a que sus amigos lo apoyarán, manifestó nombres y se tomó fotos con otros. ¿Qué tanto les beneficiará a estos actores políticos que MAM afirma que lo apoyarán en su propósito? No sabemos, el tiempo lo dirá. Astutamente el exmandatario convoca a entrevista y a rueda de prensa sobre un tema en el que nadie cree que vaya a pasar a mayores, tanto Rafa Gutiérrez como Blanca Isabel Ávalos, fueron exonerados de la misma acusación por la Sala Superior de la Federación, ¿qué busca con esto?

Es visible que MAM busca darle el tiro de gracia al PRI, quienes asistieron pagados o no, así como ayer al desayuno en el ranchito que tiene Tomás Cárdenas, son priistas, está movilizando a sus candidatos hacia otra oferta política. Lo cierto, esta situación no coadyuva ni a unos ni a otros.

Para despedirme. No informan el peligro de que todas las cirugías en el Estado ya no sean realizadas, la causa: el banco de sangre no funciona por falta de bolsas donde resguardan la sangre. No vino, los dejó plantados Elba Esther. En Colima están las gaseras Menguc, Oro, Global, Zeta; según la Federación. por falta de competencia o de distribuidoras, el gas es vendido a precio caro, el cuestionamiento: ¿cuántas gaseras tendría que haber para que haya competencia y se reduzca el precio del gas?