Fabian Rivera

En Libertad

Elecciones

Hoy, es un día trascendental para la vida democrática, no sólo del país más hegemónico del mundo (entendiendo hegemonía desde el punto de vista “gramsciano”, como aquello que en política, es el método de dominación ideológica y cultural impuesta por las clases dominantes, de acuerdo con una construcción social artificial), nos referimos al proceso electoral de la Unión Americana. De acuerdo con algunos analistas, Joe Biden lleva ventaja y pudiera convertirse en el presidente número 46 de los Estados Unidos, y de esta forma provocar que Donald Trump, se convierta en el quinto candidato a la presidencia de dicho país que pierde los comicios en su intento por reelegirse, siendo el último en esta situación, George Bush padre, quien perdió la elección rumbo a su reelección en contra del candidato demócrata Bill Clinton.

Desde mi punto de vista, lo mas conveniente para México, es la continuidad de Trump en el poder, primero porque, de acuerdo con datos del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), a pesar de su discurso contra los migrantes, Donald Trump ha deportado menos personas indocumentadas que sus antecesores, por lo que, siendo México el país que más indocumentados aporta, es conveniente continuar con este ritmo, debido a que son las remesas una de las principales fuentes de divisas del país, representando un ingreso de 3,532 millones de dólares para los mexicanos.

Por otro lado, hay que recordar los acuerdos comerciales y políticos, que se lograron en el 2018 con la firma del T-Mec, que gracias a la jugada magistral del entonces Presidente Enrique Peña Nieto, hoy podemos hablar de que ha sido exitoso ¿A que me refiero, con jugada magistral? Hay que recordar que los últimos meses de su sexenio, el Presidente Peña, echó toda la carne al asador para lograr, antes de dejar el cargo, que pudiera firmarse el T-Mec, pues con ello, se aseguraba de atar de manos a Andrés Manuel López Obrador y evitar, literalmente, que México se convirtiera en la próxima Venezuela, pues con los proyectos e ideas políticas, de la llamada 4T, representaban “un peligro para México”. De esta forma, el gobierno saliente, puso candados a las intentonas Lópezobradoristas y desató la furia del hijo pródigo de Macuspana, quien después tomó venganza y canceló todos los proyectos habidos y por haber, que tuvieran el sello de su antecesor, pero esa es otra historia.

Volviendo al caso que nos ocupa, considero que la continuidad de Trump es necesaria para la construcción de una relación más sólida con el país vecino, y para el fortalecimiento de nuestras relaciones comerciales, la cuales concentran alrededor de 2/3 de nuestro comercio y una Inversión Extranjera Directa neta de 12.1 mmd, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.



*El que suscribe es Maestro en Alta Dirección y Coordinador Local de Students For Liberty. Correo: fmoral@eslibertad.org