Fabian Rivera

En Libertad

En Libertad

Cuando hablamos de ideología inevitablemente tenemos que referirnos al concepto de libertad. Para Louis Althusser la ideología es una “representación de la relación imaginaria entre los individuos y sus condiciones reales de existencia”, en este concepto propiamente influenciado por Jacques Lacan, podemos entender como las estructuras condicionan la acción del individuo y como es que a través de ellas el Estado influye en el imaginario colectivo imponiendo ideologías. 
A través del concepto del habitus, Pierre Bourdieu menciona que “las sociedades no solo están compuestas de objetividades sino también son representaciones, percepciones y visiones a través de las cuales los sujetos perciben al mundo y actúan en él (2007)”. Estructuras estructurantes estructuradas, Bourdieu dixit.
De acuerdo con Althusser, son los aparatos ideológicos de Estado, aquellos instrumentos que ayudan para que este agente represor extienda su poder para atentar contra nuestra libertad a través de la religión, la educación pública, lo político, lo jurídico, los medios de comunicación y la cultura y de esta forma logra hacerlo.
Es así como nos damos cuenta como el Estado influye cada vez más en nuestro actuar y surgen personajes que utilizan estos instrumentos para manipularnos de forma masiva para lograr sus objetivos personales. Por ello es que nacen caudillos autoritarios que de acuerdo con Levitsky (2018) “rechazan las reglas democráticas, son intolerantes y restringen las libertades individuales” ondeando la bandera de la verdad. Dichos personajes, como el Ché Guevara, Fidel Castro, Hugo Chávez, incluso López Obrador, están dispuestos a imponer sus ideales a costa de lo que sea. Ninguno de ellos lucha por sus ideales, repito, luchan por imponerlos. 
La ideología debe ser tratada con cautela y es responsabilidad de cada uno ejercerla respetando la individualidad de los demás. Parafraseando a Mario Vargas Llosas “No se puede prescindir del poder, pero sí se puede frenarlo y contrapesarlo para que no se exceda, usurpe funciones que no le competen y arrolle al individuo…” hay que ejercer nuestra libertad con responsabilidad y no permitir que nadie la usurpe ni la violente. ¡Felices fiestas!
*El que suscribe es Maestro en Alta Dirección y Coordinador Local de Students For Liberty.