Fabian Rivera

En Libertad

La ética y la libertad

HEMOS DICHO QUE el hombre libre, decide ceder un poco de su libertad a cambio de un bien común. Y la única finalidad por la cual el poder puede, con pleno derecho, ser ejercido sobre un miembro de una comunidad civilizada contra su voluntad, es evitar que perjudique a los demás dixit Stuart Mill.
Hablando del papel que debe ostentar el gobierno en este sentido, Friedrich Hayek, coincide con Mill en asegurar que su papel debe limitarse principalmente a establecer el marco en el que los individuos puedan libremente perseguir sus objetivos, en otras palabras, el Estado debe limitarse a dos funciones específicas: brindar seguridad y procurar justicia, si no es capaz de otorgarlo pierde su razón de ser. Retomando las ideas de Mill la libertad debe ser una condición necesaria para que las sociedades progresen.
De acuerdo con Fernando Savater, la ética es la reflexión sobre por qué consideramos válidos nuestros comportamientos en comparación con las reglas morales, bajo esta premisa, el hombre sólo puede ser ético cuando es libre. Savater, menciona que se necesita de la libertad para decidir sí o no, responsabilizándote de las consecuencias. 
En los últimos días, hemos observado algunos actos carentes de ética por parte de quienes no debieran sorprendernos, pues ya nos tienen acostumbrados, me refiero al Gobierno de la cuatrote y su campaña de vacunación electoral, pues resulta que ahora deciden vacunar a las comunidades más alejadas y marginadas del país, siendo que a decir de las propias estadísticas, han sido las menos afectadas por el COVID-19, pero en cambio representan las más ambicionadas por el número de votantes cautivos que representan y con los cuales, seguro estoy que lucrarán electoralmente. ¡Falta de ética señores!
Otra empresa que ha sorprendidos a propios y extraños en los últimos días, ha sido la panificadora Bimbo, quien abusando de algunas lagunas legales con las que cuenta la NOM 51, ha lanzado una serie de ocurrencias mercadológicas para evadir la norma sin ningún tipo de pudor, ocasionando la admiración de muchos. Si bien es cierto que en esta ocasión la ley resulta abusiva y suprime las libertades tanto del consumidor como del empresario, creo que como lo hemos dicho algunas líneas arriba tenemos la responsabilidad de velar por el bien común y para ello, debemos ceder un poco de nuestra libertad.
A propósito del día del amor…
De acuerdo con la mitología griega, más específicamente de acuerdo con lo expuesto en los diálogos del banquete, el dios del amor es Eros quien fue concebido por la violación que Penia (daimona de la pobreza y la necesidad), realiza al dios Poros, quien es la personificación de la abundancia, los recursos, la utilidad. En ese sentido, Eros lleva en su Ser, esa dualidad. Posee todos los recursos para obtener lo que quiere, pero siempre desea, siempre le hace falta algo. Conforme a esta concepción platónica, el amor uno ama lo que no tiene, amar es buscar y ambicionar aquello que nos falta. ¿Entonces, de que va el amor de acuerdo con esta mitología griega? El amor es esa continua sensación de poseer algo, pero cuando logramos obtenerlo se nos esfuma de nuestras ganas y seguimos deseando, deseando continuamente… 
El que suscribe es Maestro en Alta Dirección y Coordinador Local de Students For Liberty. Correo: fmoral@eslibertad.org