Amador Contreras Torres

Escaparate Político

Primera de dos partes

DECISIVO. Hace unos días en la colonia Albarrada en la campaña de Margarita Moreno a la alcaldía de Colima, por la coalición Va por Colima, se vivió un momento mágico que bien puede ser un punto de inflexión que marque la carrera de Margarita rumbo al triunfo electoral, pues se tuvo una jornada de trabajo bastante emotiva, pues con el liderazgo de Margarita y el reto a todos los contendientes y a su propia planilla, de un plumazo, en una hora resolvió una necesidad sentida de los habitantes de esa colonia al sur de la ciudad, pues toneladas de basura y ramas no habían sido recogidas por la negligencia e irresponsabilidad de la actual administración municipal. Ante las quejas de los vecinos por la ineficiencia de la administración del alcalde con licencia, Leoncio Morán, Margarita Moreno se mostró sagaz y ejecutiva y dijo: ¿y por qué esperar a que sea alcaldesa para resolver estos problemas de maleza y basura? y en ese momento, con sus propias manos empezó a limpiar las ramas secas y la basura con el apoyo de su equipo de campaña, del ex alcalde Carlos Vázquez, de los vecinos que se sumaron a la tarea de Margarita quien va adelante en las encuestas, merced a su carisma, sensibilidad política y don de gentes, que realmente propició un momento mágico en su campaña ya que trabaja con sus propias manos, predica con el ejemplo y demuestra de que está hecha para triunfar en las urnas y gobernar el municipio a partir del 15 de octubre del 2021.Fue un momento sumamente emotivo supo desatar la energía de la sociedad en la solución de sus propios problemas y es ya la líder que necesita la ciudad y las zonas rurales para salir delante de años de negligencia e incompetencia de diversos alcaldes que no han funcionado. Es la hora de Margarita que ya va adelante en las encuestas y es uno de los motores que impulsan la campaña de Mely Romero a la gubernatura. ENCUESTAS. Son cuentas alegres las cifras de Morena de que va adelante 2 a 1 con el resto de candidatos. Es falso. La verdad es que la campaña de Indira se encuentra estancada, ha llegado a su techo electoral y esa tensión se reflejó en la conferencia de prensa en Manzanillo en dónde Sergio Bojado, de plano lo traicionó el subconsciente y dijo que Mario Delgado era el dirigente del comité ejecutivo nacional del PRI, lo que fue ¡un oso¡ que de inmediato suscitó las burlas de los periodistas presentes. Pero, eso no es un dato menor es reflejo de los severos problemas internos, en el seno de Morena, la ausencia de Griselda Martínez candidata a la alcaldía porteña que no se puede ver con Indira y viceversa; todo eso explotó con la desafortunada expresión de Sergio Bojado. En realidad, la distancia entre Indira y Mely es menor, hay un empate técnico. El problema es que Mely necesita de una estrategia más profesional si realmente quiere ganar. Bien lo decía, Einstein: “No hay fuerza más poderosa que la voluntad. Supera a la energía nuclear y a la electricidad”. Entonces, hay que tener voluntad; ganas de ganar. No es difícil, sobre todo si en los otros equipos prevalece la soberbia, la torpeza y agudos problemas internos que los están desbarrancando. Vi una encuesta de México elige, dónde dice que Indira supera con 8 puntos a Mely, Locho en tercero y Virgilio en cuarto. Si Virgilio no se pone las pilas en el pecado va a llevar la penitencia. Tan bien que iba ya muy cercas del segundo lugar. Le afecta la división del anguianismo. Mario está con él, pero Martín Flores se fue con Locho y así no se puede. TRANSGRESIÓN. La reforma legislativa promovida por Morena y por el presidente López Obrador, para ampliar dos años más la estancia de Arturo Saldívar como ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es una inaceptable violación a la norma constitucional, pues el cargo debe ser por 4 años sin posibilidad de reelección mucho menos de extensión alguna, como lo denunció de forma valiente el diputado Porfirio Muñoz Ledo, quien de plano dijo que es una traición a los que lucharon por la democracia desde 1988 . Ahora, esta grave transgresión a la carta magna tipifica el delito de perjurio por los diputados que votaron a favor y perjurio, es faltar al juramento de protestar guardar y hacer guardar la constitución de la república, que protestaron al asumir sus cargos como legisladores, como bien lo expresó Porfirio Muñoz Ledo, que advierte de los riesgos de la dictadura por parte de un grupo de ambiciosos a partir del 2024, pues su sienta un nefasto precedente.