Amador Contreras Torres

Escaparate Político

Segunda de dos partes

FRACTURA. La confrontación entre Indira Vizcaíno y Claudia Yáñez, entre dos proyectos de izquierda opuestos y con actitudes maximalistas del todo o nada, de forma inevitable parece conducir a la fractura, que no puede ser una buena perspectiva para ese partido, si no tienen la imaginación política y la capacidad para procesar este conflicto interno y llegar a una solución satisfactoria.  Si las cosas se siguen polarizando, se fractura este partido-movimiento del presidente y van transitar rumbo a la derrota, por más que por ahora vayan arriba, en términos de intención del voto. ALIANZAS. El PVEM y el PT, deben acelerar la definición de quien será su abanderado a la gubernatura. El mejor mensaje de unidad y profesionalismo político lo manda el PRI y el PAN a los votantes y eso va a contar a la hora decisiva a la hora de los votos. Si Indira es la ungida en Morena, es una candidatura frágil ya que provocó rupturas, desacuerdos y divisiones. Veremos el resultado final en el crepúsculo del domingo 6 de junio del 2021. ACUERDOS. Ha trascendido que hubo una reunión a puerta cerrada en Palacio Nacional entre el presidente López Obrador y Mario Delgado, dirigente nacional de Morena y Ricardo Monreal, para acordar, definir y “planchar” todas y cada una de las candidaturas. AMLO se reúne con dos actores, cuya alianza hizo posible, desplazar de la dirigencia nacional a los radicales y “puros” de Morena, como Bertha Luján, como Martí Batres, como Alfonso Ramírez Cuellar, una corriente poderosa que empuja la candidatura presidencial de Claudia Sheinbaum para el 2024 para oponerla a la posibilidad de Marcelo Ebrard que va un paso adelante, con el triunfo que le significó la llegada de Mario Delgado a la dirigencia nacional de Morena. EL PANISMO. Po su parte, el dirigente nacional del PAN Marko Cortés tejió fino para lograr construir la unidad con el PRI y con el PRD, reuniéndose en muchas ocasiones, con sus pares partidistas, “ Alito” Moreno del PRI y Jesús Zambrano del PRD, con quienes ha coincidido en la necesidad de “rescatar al país”, pues consideran que México no va bien con el liderazgo de López Obrador y que va rumbo al desastre y buscan quitarle la mayoría legislativa en la Cámara de Diputados para que el presidente ya no tenga el control del presupuesto de egresos, pues consideran que ejerce un poder centralista en demérito del federalismo y en detrimento de la capacidad de los gobiernos estatales y municipales para hacer obra pública y para dar respuesta a las demandas de la población. CHOQUE. Lo cierto es que el país está polarizado entre dos visiones del desarrollo. Entre la visión del proyecto del presidente López Obrador, que como estrategia busca polarizar entre buenos y malos, entre nacionalistas y conservadores, entre amigos y enemigos y considera que eso le va a redituar los márgenes de gobernabilidad y de popularidad para construir los consensos que le permitan ganar elecciones y la otra postura, es la de los empresarios de “Sí por México” nucleados en torno a Claudio X. González y Gustavo de Hoyos, ex dirigente nacional de Coparmex y Beatriz Pagés, la directora de la revista “ Siempre”, que han logrado atraer y concitar la unidad de tres fuerzas políticas el PRI, el PAN y el PRD, que consideran que el país está en malas manos y es urgente una rectificación de fondo y que pasa por el 2021, la revocación de mandato para AMLO  en el 2022 o derrotarlo democráticamente en las urnas en los comicios presidenciales del 2024. Es un verdadero choque de trenes, entre dos proyectos de nación, entre dos visiones del desarrollo y el pueblo de México, es el que tendrá la última palabra para que el proyecto obradorista tenga otra oportunidad sexenal o sea, simplemente, flor de un día, o un accidente en la historia de México. Es mucho lo que está en juego, de ahí la estridencia, la virulencia y la fuerza de la batalla electoral que ya ha comenzado con la definición de las candidaturas.  CASO TLAXCALA. En Tlaxcala ganó la candidatura  de Morena a la gubernatura, Lorena Cuellar, con lo que queda fuera de la contienda la esposa de César Yáñez Centeno. Personalmente, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado ha anunciado las candidaturas a la gubernatura. Al momento de pergeñar estas líneas, van cuatro candidaturas a la gubernatura. Al recibir, esta postulación agradeció este ejercicio democrático a la voluntad del pueblo tlaxcalteca y al comité ejecutivo nacional de Morena y ofreció trabajar hombro con hombro con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Dijo que no le fallará al pueblo de Tlaxcala e hizo un llamado a las otras aspirantes a la gubernatura, para que trabajen en unidad y en movimiento.